Acuerdo histórico para proteger las indicaciones geográficas de la UE en China

La medida mejorará la protección frente a falsificaciones de 100 indicaciones geográficas de la UE en el mercado chino, entre las que se incluyen 12 españolas.

La Comisión Europea ha anunciado que la UE y China firmaron ayer un acuerdo bilateral para proteger 100 indicaciones geográficas europeas en China y otras 100 chinas en la UE contra las imitaciones y la usurpación. El acuerdo, celebrado por primera vez en noviembre del año pasado, aportará ventajas comerciales recíprocas y supone un paso más en el fortalecimiento de la cooperación entre ambas partes en esta materia.

El listado de indicaciones geográficas incluye 12 españolas: Rioja (vinos), Cava (vinos), Cataluña (vinos), La Mancha (vinos), Valdepeñas (vinos), Brandy de Jerez (bebidas espirituosas), Queso Manchego (quesos), Jerez / Xérès / Sherry (vinos), Navarra (vinos), Valencia (vinos), Sierra Mágina (aceites) y Priego de Córdoba (aceites).

Entre los productos europeos figuran también otros tan conocidos como el Champagne, el Ouzo o el Prosciutto di Parma. Las indicaciones procedentes de Italia y Francia son las más numerosas, con 26 y 25 respectivamente, seguidas por las de España, Portugal con seis, Grecia con otras seis, Alemania con cinco, el Reino Unido con cuatro (procede de una negociación previa), Irlanda y la República Checa, con dos cada uno. Otros 12 países cuentan con una.

Dentro de los productos chinos con indicación geográfica que se protegerán destaca la fuerte presencia de distintas variedades de tés y de setas, así como otros productos reconocidos como la Pixan Dou Ban (pasta de judías Pixian) o el Panjin Da Mi (arroz Panjin).

El comisario europeo de Agricultura y Desarrollo Rural resaltó al respecto que “los productos de las indicaciones geográficas europeas gozan de renombre por su calidad y diversidad, y es importante protegerlos tanto a escala de la UE, como a escala mundial para garantizar su autenticidad y preservar su reputación”.

“Este acuerdo contribuirá a ese objetivo al tiempo que reforzará nuestra relación comercial y reportará beneficios a nuestro sector agroalimentario y a los consumidores de ambas partes”, agregó.

Tras la firma y la correspondiente aprobación por parte del Parlamento Europeo, el Consejo adoptará el acuerdo oficialmente, por lo que se espera que entre en vigor a comienzos del año que viene. El alcance de este se ampliará cuatro años después de su entrada en vigor para incluir otras 175 indicaciones geográficas de ambas partes, que tendrán que seguir el mismo procedimiento de registro que las indicaciones ya cubiertas.

Indicaciones geográficas
Existen más de 3.300 nombres registrados como indicaciones geográficas en la UE y la política de calidad de esta institución aspira a proteger los nombres de productos específicos con el objetivo de promover sus características únicas relacionadas con su origen geográfico y su buen hacer tradicional.

Asimismo, hay unas 1.250 indicaciones geográficas de terceros países protegidas en la UE y la mayoría se encuentra bajo el paraguas de acuerdos similares al recientemente firmado con China. Estos también sirven para proteger las indicaciones geográficas europeas en el exterior y contribuyen a que existan unos 40.000 ejemplos de protección de indicaciones geográficas de la UE en todo el mundo.

Se calcula que las indicaciones geográficas de la UE tienen un valor de mercado de unos 74.800 millones de euros, lo que representa el 6,8% de los alimentos y bebidas de la UE, y sus exportaciones suman casi 17.000 millones de euros, con una participación del 15,4% sobre el total de las exportaciones de la UE correspondientes a este sector.

El mercado chino, en concreto, fue el tercer destino de las exportaciones agroalimentarias de la UE en 2019, con un valor total estimado en unos 14.500 millones de euros. China también fue el segundo mercado más importante de las ventas de la UE de productos protegidos con indicaciones geográficas, que alcanzaron una participación sobre el total exportado del 9%.

No obstante, las falsificaciones y otras infracciones siguen siendo un problema importante para el sector en el mercado global. Según el último informe sobre infracciones de los derechos de propiedad intelectual del Observatorio de la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO), solo la industria europea de bebidas espirituosas y vinos perdió cada año cerca de 2.300 millones de euros en ventas directas y más de 5.600 puestos de trabajo entre 2013 y 2017 debido a las falsificaciones y otras infracciones de este tipo.

Icex

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

idiomas »