LAS ISLAS, UNO DE LOS TERRITORIOS MÁS VULNERABLES AL CAMBIO CLIMÁTICO

Las previsiones auguran que los actuales efectos del calentamiento global en los archipiélagos canario y balear podrían empeorar en los próximos años, afectando gravemente a uno de sus principales sectores económicos: el turismo

Las islas, debido a sus características geográficas y naturales, son algunos de los territorios más vulnerables a los efectos del cambio climático, teniendo graves consecuencias sobre ellas el aumento de las temperaturas, la variación en las precipitaciones y la subida del nivel del mar.

“En el caso de España, los efectos del cambio climático ya son visibles en las Islas Baleares y Canarias”, explica el coordinador del Área de Estrategias de Adaptación de la Oficina Española de Cambio Climático (OECC), Francisco Heras, y recuerda que “las previsiones futuras son preocupantes”.

Ante ello, Heras considera que “es importante avanzar hacia la adaptación al cambio climático” y “aumentar el conocimiento en este ámbito”. En este sentido, anuncia que se “reforzarán las herramientas de adaptación” en el nuevo Plan de Adaptación al Cambio Climático (PNACC) y se “fortalecerán los esfuerzos en los ámbitos de trabajo” relacionados con las fenómenos costeros y el sector energético, muy importantes para las islas debido a su aislamiento geográfico y sus características naturales.

Siguiendo esta línea, desde Conama también se ha lanzado el proyecto ‘Conexión insular para facilitar la adaptación al cambio climático’, que cuenta con el apoyo de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y de la OECC, para impulsar una red multisectorial que ponga en común acciones que hagan frente a la emergencia climática.

Los efectos en las islas: aumento del nivel del mar y daños en el sector turístico

Según los informes de la Aemet, desde los años 80 hasta ahora se ha producido un aumento de la temperatura del Mar Mediterráneo en torno a 0,3°C por década y se están produciendo jornadas más calurosas. Concretamente en Baleares el número de noches tropicales al año, es decir, superiores a los 20 °C, es ya de más de 60, mientras que en algunas zonas de Canarias, ya alcanzan las 80.

“El aumento de las temperaturas está estrechamente relacionado con otros fenómenos extremos que ocurren en las islas como fuertes precipitaciones o inundaciones costeras”, explica Heras, que añade que, los datos indican que en el futuro estas últimas “serán más frecuentes”.

Por otra parte, un reciente informe realizado por el IPCC confirma que el ascenso del nivel medio del mar es ahora más rápido: mientras que en el periodo 1901-1990 el mar ascendió de media 1,4 mm cada año, en el periodo 2005-2015 este ascenso fue de 3,6 mm, por término medio. Según las proyecciones realizadas por el IPCC el nivel del mar seguirá ascendiendo a lo largo del siglo, aumentando los potenciales impactos sobre la costa.

“El daño ecológico en las islas sería enorme, pero también, económico. Uno de los sectores económicos más importantes de Baleares y Canarias es el turismo y este quedaría afectado no sólo por la pérdida de playas, sino también por el deterioro de otros recursos naturales y culturales que aportan atractivo a los destinos vacacionales”, afirma Heras, respecto a una actividad que ocupa a miles de trabajadores en Canarias y Baleares.

Avanzar hacia la adaptación en el nuevo PNACC

“Dichas tendencias hacen muy importante la adaptación al cambio climático, no solo en las islas, sino a nivel nacional”, defiende Heras y asegura que, tras evaluarse el anterior PNACC, ya se está avanzando en la definición de un nuevo Plan para el periodo 2021-2030.

“Hasta ahora, el PNACC ha incidido sobre ámbitos como las costas y el medio marino que tienen importancia en las islas”, cuenta y reconoce también el valor del plan para “generar conocimiento” y para que “algunas islas españolas estén reconociendo su vulnerabilidad y comenzando a desarrollar planes de adaptación”.

En este sentido, argumenta que a pesar de los impulsos de la administración nacional y local también es esencial la implicación de diversos sectores. “La gobernanza en materia de adaptación es multisectorial”, señala.

Según Heras, en el nuevo plan se quiere “mejorar las herramientas que ya se han puesto en marcha y que han demostrado su utilidad para que las distintas entidades puedan desarrollar sus propios programas.” Además, se han predefinido 16 ámbitos de trabajo, entre los que se encuentran el energético y la reducción de los riesgos de desastres asociados a extremos climáticos, que tendrán una importante aplicación en las islas.

Proyecto de adaptación al cambio climático en las islas de Conama

Desde Conama, se intentará aportar su granito de arena a la transformación con el proyecto ‘Conexión insular para facilitar la adaptación al cambio climático’, iniciativa que busca poner en valor las acciones de adaptación al cambio climático realizadas en archipiélagos españoles.

Para lograrlo, el proyecto emprenderá una serie de acciones que incluyen la elaboración de documentación técnica que analice esta cuestión, la realización de actividades como talleres de expertos o jornadas técnicas y diversas acciones de difusión y concienciación.

Un proceso colaborativo que implicará a una red multisectorial de expertos, entidades e instituciones con el objeto de abordar la adaptación al cambio climático desde sectores tan diversos como son la gestión de recursos hídricos, el turismo, las infraestructuras o la salud pública, entre otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

idiomas »