Proponen un nuevo modelo para el desarrollo racional de fungicidas

El doctor en Biología Celular y Molecular por la Universidad de Málaga Álvaro Polonio ha recibido el premio a la mejor comunicación oral en el ‘II Congreso de Jóvenes Investigadores en Ciencias Agroalimentarias’, celebrado en la Universidad de Almería hace unos días, por su propuesta de un nuevo modelo para el desarrollo racional de fungicidas.

Momento de la entrega del premio por este proyecto.

El doctor en Biología Celular y Molecular por la Universidad de Málaga Álvaro Polonio ha recibido el premio a la mejor comunicación oral en el ‘II Congreso de Jóvenes Investigadores en Ciencias Agroalimentarias’, celebrado en la Universidad de Almería hace unos días, por su propuesta de un nuevo modelo para el desarrollo racional de fungicidas.

Álvaro Polonio, doctor en Biología Celular y Molecular por la Universidad de Málaga.

‘Proteínas secretadas específicas haustoriales: dianas inexploradas para el desarrollo de nuevos fungicidas» es el proyecto que ha sido distinguido en esta cita científica, en la que han participado más de 300 investigadores, un paso más, según Polonio, en el diseño de un fungicida dirigido a una diana concreta previamente localizada.

“Tradicionalmente el desarrollo de fungicidas se venía haciendo mediante ensayos de búsqueda entre cientos de compuestos. Una aproximación poco eficiente y, además, que tiene el inconveniente del desconocimiento, en la mayoría de los casos, de la diana de actuación”, afirma este doctor de la UMA.

Precisamente, con el fin de localizar estas dianas, su investigación se centra en un modelo experimental concreto, relacionado con la enfermedad fúngica oídio en los cultivos de cucurbitácea –calabacín, pepino, melón o sandía-, que es causada principalmente por el hongo Podosphaera xanthii, muy resistente a los principales compuestos usados para su control.

Asimismo, este hongo se caracteriza por desarrollar unas estructuras de parasitismo, denominadas haustorios, que penetran dentro de las células de la planta y se encargan de obtener los nutrientes de esta. “Los haustorios modifican la respuesta de defensa de la planta mediante la secreción de proteínas, lo que permite que siga desarrollándose la infección”, explica.

Freno a la enfermedad

Con este estudio, el joven investigador de la UMA ha conseguido aislar los haustorios mediante un método novedoso. “Hemos localizado algunas de las proteínas liberadas por esta estructura que son clave en el proceso infectivo de Podosphaera xanthii –proteínas que hasta el momento no estaban descritas en patogénesis- y ensayado inhibidores capaces de frenar el desarrollo de la enfermedad”, declara.

Un avance científico que abre la puerta para el desarrollo racional de fungicidas frente a diversas enfermedades de plantas, más allá de las cucurbitáceay que viene a solventar un problema real en la agricultura con pérdidas económicas importantes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

idiomas »